por

Sanar la piel a mordiscos y quemarla a lametazos.
Cerrar la puerta con las persianas subidas y golpear el techo con la escoba
para que la vecina se entere que aquí,
en la habitación,
es primavera.
Desvestirnos de culpas y abrocharnos los miedos, arrojarnos al vacío.
Decirnos que no pasa nada, que antes éramos otros y que ahora seremos más fuertes.
Ponernos la etiqueta de “valientes” y colgar de la puerta el cartel de
“Se prohíben pesadillas”.
Hacer cosquillas a la cama y despojarla de polvo.
Dibujar con la lengua tu ombligo.
Convertir tu cuerpo en paisaje, el mío en lienzo
y quitarle las letras a la palabra “Arte” cuando nos colgamos de la pared.
Corrernos de la mano y decirnos “Te quiero”.
Conocer solo los verbos que acaban en “-nos”.

Hacer el amor contigo es que me pregunten si soy feliz
y decirles que te conozco.

 

Guillermo López

Happy
Happy
0
Sad
Sad
0
Excited
Excited
0
Sleepy
Sleepy
0
Angry
Angry
0
Surprise
Surprise
0
Cargue Artículos Más Relacionados
Cargue Más Por 
  • Poesía de Navidad

    ‘Poesía de Navidad’

    “Hay gilipollas que dicen que los reyes magos son los padres, cuando todo el mundo sabe qu…
  • Poesía Para mí

    Poesía ‘Para mí’

    Hola. Siento molestar, pero tengo algo importante que decirte. No tienes por qué saberlo, …
  • Piel de Paracaídas

    Poesía ‘Piel de paracaídas’

      Soy todo lo que he escuchado de mí, puesto en tu boca. Voy valiente cuando me miras…
Cargue Más En Todo empezó siendo poesía

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Mira además

‘Poesía de Navidad’

“Hay gilipollas que dicen que los reyes magos son los padres, cuando todo el mundo sabe qu…