Conecta con nosotros

Hola, ¿qué estás buscando?

Visiones Cine

‘El milagro del Padre Stu’

 

 

832

El milagro del Padre Stu

Dios quería un luchador y encontró uno.

Basada en la historia real de Stuart Long, un agnóstico boxeador amateur que dio un giro radical a su vida tras sufrir un accidente de moto convirtiéndose en sacerdote, nos llega este 13 de Mayo a las salas de cine españolas este drama honesto y ejemplar.

Stuart Long (protagonizado por el nominado al Óscar Mark) es un alma perdida que encuentra sentido a su vida en el lugar más inesperado. Cuando una lesión pone fin a su carrera como boxeador amateur, se muda a Los Ángeles soñando con ser actor. Mientras se las arregla como puede como empleado de un supermercado, conoce a Carmen (Teresa Ruiz), una maestra de escuela dominical católica que parece inmune a su apariencia de chico malo. Decidido a conquistarla, el agnóstico de toda la vida comienza a ir a la iglesia para impresionarla. Pero tras sobrevivir a un terrible accidente de motocicleta empieza a plantearse si puede dar una segunda oportunidad a su vida ayudando a otros a encontrar su camino, lo que lo lleva a darse cuenta de que está destinado a ser un sacerdote católico. A pesar de una devastadora crisis de salud y el escepticismo de los miembros de la Iglesia y de sus padres separados (Mel Gibson y Jacki Weaver), Stu persigue su vocación con coraje y compasión, inspirando no solo a los más cercanos a él, sino a muchos otros con los que se cruza en el camino.

‘El milagro del Padre Stu’

Escrita y dirigida por Rosalind Ross, y protagonizada por el Nominado al Óscar de la Academia Mark Wahlberg(Mejor Actor de Reparto, ‘Infiltrados’, 2006) como padre Stu, junto al Ganador del Óscar de la Academia Mel Gibson (Mejor Director, ‘Braveheart‘, 1995), la Nominada al Óscar de la Academia Jacki Weaver (Mejor Actriz de Reparto, ‘El lado bueno de las cosas‘, 2012) y Teresa Ruiz (‘Narcos‘). La película está producida por Mark Wahlberg, Stephen Levinson y Jordon Foss; y cuenta con Miky Lee, Colleen Camp, Rosalind Ross, Patrick Peach y Tony Grazia como productores ejecutivos.

El milagro del Padre Stu‘ basada en la historia real de un viaje improbable de boxeador a sacerdote, fue un proyecto apasionante para Mark Wahlberg y Mel Gibson, ambos católicos devotos. Y, a veces, el problema con un proyecto apasionante es que la parte de la historia que quieren contar no es necesariamente el mensaje que quieren transmitir.

El verdadero Padre Stu comenzó su vida como Stu Long, el hijo de un padre maltratador, en su mayoría ausente (Mel Gibson como Bill) y una madre bien intencionada pero ineficaz (Jacki Weaver como Kathleen). Vislumbramos brevemente a Stu cuando era niño, tratando de obtener la aprobación de su padre mientras imita a Elvis Presley. Y luego saltamos a Stu, ahora interpretado por Wahlberg, como un boxeador cuya carrera ha resultado en más lesiones que trofeos y más trofeos que dinero. Stu tiene mucha determinación, pero cuando está claro que ya no puede pelear, redirige esa dedicación resuelta hacia un objetivo aún más improbable: decide irse a Hollywood para convertirse en una estrella de cine. Allí ve a una hermosa chica llamada Carmen (Teresa Ruiz) que está muy involucrada con la Iglesia Católica. Al principio finge estar interesado en acercarse a ella, pero finalmente, tras un gravísimo accidente de moto, se da cuenta de que está llamado al sacerdocio.

El milagro del Padre Stu
Mark Wahlberg y Mel Gibson en un momento del film

Hay una escena en la película donde Stu, estudiando pero aún no ordenado, visita una prisión como parte de su entrenamiento, junto con un compañero seminarista que está en la película únicamente como contraste. Mientras que Stu es impetuoso, confiado y contundente, pero de corazón abierto, el otro seminarista es estudioso, sobrio y, cuando se trata de Stu, condescendiente. No es una sorpresa que Stu pueda conectarse con los hombres en prisión más fácilmente que el estudiante que es literalmente más santo que tú. Desafortunadamente, esta primera escena que nos muestra cómo el Padre Stu se conectaba con otros al compartir su fe, tarda mucho en llegar y termina rápidamente. Sus interacciones con el malhumorado y escéptico Monseñor Kelly, el rector del seminario (Malcolm McDowell), tampoco son satisfactorias, porque nunca vemos cómo cambia su relación después de que Stu lo convence para que lo deje inscribirse.

El ser de padre Stu como sacerdote, es más importante del cómo llegó allí (cosa que se que eterniza y que incluso el carisma de estrella de cine y la sonrisa irresistible de Wahlberg no puede hacer que esa parte de la película funcione. El desafío de contar la historia de una vida en una película de dos horas, es seleccionar aquellos momentos que son más trascendentales y eliminar aquellos que distraen del tema. El Stu de la vida real enfrentó muchas complicaciones y desafíos, pero el guión parece estar más diseñado en en ver actuar juntos a Gibson y Wahlberg que a lo trascendental. También hay una preocupación por la mortificación de la carne, en lugar de lo que sería avanzar la historia en iluminar el desarrollo espiritual de Stu.

Otras escenas desordenan el progreso de la historia y no representan tan favorablemente los valores de Stu, como la película cree mostrar. Él nunca es responsable de lastimar a Carmen después de que ella piensa que se van a casar. Otro seminarista le confiesa al padre Stu que en realidad no se siente llamado al sacerdocio, pero la conversación se presenta más como una especie de victoria para Stu que como una forma en que Stu pueda brindar orientación a la persona que le está pidiendo ayuda en confesión.

Wahlberg (quien financió el mismo la película por no interesar a ningún estudio) y Gibson (cuya pareja romántica, Rosalind Ross, escribió, dirigió y probablemente la razón por la que se le permite sobreactuar en todo momento) hacen lo que pueden por levantar esta historia. Como a veces vemos, con personas comprometidas con creencias religiosas altamente estructuradas, Gibson y Wahlberg están más interesados ​​en las partes pecaminosas de «todavía no» de la historia, que las que se podrían representan intensificando el equilibrar las escenas de la redención. Esto socava el mismo mensaje que están tratando de entregar. El padre Stu entendió cómo conectarse con escépticos y no creyentes. En lugar de llegar a una audiencia más amplia, Wahlberg y Gibson predican al coro.

Ficha ‘El milagro del Padre Stu’

Director: Rosalind Ross.
Título original: Father Stu. 
Año: 2022           
Duración: 124 min.
Título en España: El milagro del padre Stu.
País: EEUU.
Guion: Rosalind Ross.
Música: Dickon Hinchliffe.
Fotografía: Jacques Jouffret.
Edición: Jeffrey M. Werner.
Cinematografía: Jacques Jouffret.
Diseño de producción: David Meyer.
Reparto: Mark Wahlberg, Mel Gibson, Jacki Weaver, Teresa Ruiz, Aaron Moten, Cody Fern, Malcolm McDowell.
Productoras: Municipal Pictures, Palm Drive.
Distribuidora: Sony Pictures
Género: Drama, basado en hechos reales.

Estreno en España: 13-05-2022.

1 Comentario

1 Comentario

  1. Coan

    12 mayo 2022 a las 13:02

    Interesante 😊

Dejar un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Síguenos

 
Facebook
Twitter
YouTube
Instagram

Publicidad

Cartel Talleres Cine Online Febrero 23

Publicidad

Amalia en el otoño en plataformas

Horóscopo Orquídea

Banner Horóscopo Orquídea Enero 2023

Te recomendamos

Visiones Cine

Una cinta repleta de interpretaciones valientes y llenas de intensidad que te atrapan desde el minuto uno, impidiendo que te abandones a la contemplación...

Visiones Cine

Con 'La maternal' como ya hizo en “La niñas”, Pilar Palomero, vuelve a sorprender con la naturalidad con la que nos muestra la realidad.

Visiones Cine

'As bestas' es un thriller de autor protagonizado por Marina Foïs, Denis Ménochet, Luis Zahera, Diego Anido y  Marie Colomb acompañados por actores no profesionales. 

Visiones Cine

Película para espectadores amantes de dramas familiares históricos y de finales inesperados. En conclusión, toda una obra de arte.