Conecta con nosotros

Hola, ¿qué estás buscando?

Revista Vision MediaRevista Vision Media

Visiones Cine

‘Malas madres’: hipérbole a ninguna parte

 

 

769

Malas Madres

 

Tú, mujer con uno, dos, tres hijos. Tú eres el público al que ‘Malas Madres’ quiere apelar. Y sin embargo, tú, que buscas una comedia que te reafirme como la mujer que eres, la cual te pasas trabajando todo el día, encontrarás una felicidad tan vacía en la película de Jon Lucas y Scott Moore como en aquellas revistas maravillosas que te dicen lo hermosa que eres mientras te obligan a leer la misma propaganda mitómana de siempre.

‘Malas Madres’ prometía un elemento subversivo poniéndonos en la piel de Amy, una joven madre a vueltas de todo que vive en su caos particular, con un trabajo deplorable en una cafetería cutre y un marido que más bien parece una mascota cojonera. Todo eso cambia cuando Amy echa a su marido de casa por serle infiel con una chica de Internet, y es en ese momento cuando, al conocer a dos madres más desastres que ella decide rebelarse y crear su propio club de ‘Malas Madres’.

La premisa, a priori subversiva, pierde su encanto en el momento en que la puesta en escena hace mella en el espectador. Los tonos pastel y la iluminación en ocasiones demasiado brillante contradicen para mal los momentos más gamberros de la película, que se producen cuando la película decide tirar de hipérboles a través de cámara lenta y de música comercial moderna para apelar al espectador medio y que empatice con lo que está sucediendo en la escena, pero cabe preguntarse si hay algo con lo que conectar de verdad.

Ese problema es el que realmente muestra a ‘Malas Madres’ como lo que es en realidad: una trampa, una falsa palmadita a las madres por el trabajo bien hecho. De nada sirve esa oda a la madre como figura imperfecta cuando las reflexiones que plantea sobre su protagonista devienen en el típico “fueron felices y comieron perdices”; en este sentido, resultan más creíbles dentro de la película los momentos de compasión entre protagonista y antagonista o el arco de transformación que Kiki tiene a lo largo de la película.

‘Malas Madres’ es una comedia con algunos contrapuntes cómicos y dramáticos que funcionan, pero más allá de ello toda su construcción no deja de ser un gran error, ya que no pone el foco donde realmente importa: en explorar la figura maternal y las presiones que se ejercen sobre esta. En su lugar, lo que vemos son devaneos a ninguna parte, guiños complacientes a todos los públicos y momentos cómicos estirados que en el fondo no son más que la hipérbole de un producto con una perspectiva tan equívoca que intenta arreglarlo con un epílogo para provocar la lagrimilla fácil.

‘Malas madres’ se estrena el 29.7.16

Carlos Martínez

Escrito por

Click para comentar

Dejar un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Síguenos

 
Facebook
Twitter
YouTube
Instagram

Publicidad

Cartel Taller Cine Online - Marzo 24

Publicidad

Amalia en el otoño en plataformas

Horóscopo Orquídea

Banner Horóscopo Orquídea Abril 2023

Te recomendamos

Visiones

 

Visiones