‘Sueños de una escritora en Nueva York’

13 minutos en leer
1
5
420

Sigourney Weaver, una dama de hierro literaria en “Sueños de una escritora en Nueva York”.

“Sí, quiero ser escritora”.

La historia transcurre en los finales de los años 90. Joanna, una joven que sueña con ser una gran escritora, consigue trabajo en una de las principales agencias literarias de Nueva York como ayudante de la directora. Entre otras tareas, Joanna ha de responder las numerosas cartas que envían los fans de uno de los escritores de la firma, el mítico J.D. Salinger, autor de “El guardián entre el centeno” (libro famoso –además-, porque ser el que estaba leyendo John Lennon, en el momento de su asesinato), pero, apartándose del protocolo, Joanna imprimirá a sus respuestas un carácter muy personal…

‘Sueños de una escritora en Nueva York’

Adaptación de la exitosa novela autobiográfica “Mi año con Salinger” de Joanna Rakoff. Se publicó en 2014 como un libro de memorias que figura entre los libros más vendidos, además de ganador de múltiples premios. Cuenta un relato de su tiempo trabajando en la agencia literaria que representó al escritor solitario JD Salinger. Como aspirante a escritora, Rakoff se deleitaba con la atmósfera inspiradora mientras se ocupaba de las interminables cartas de admiradores a Salinger. El director y escritor Philippe Falardeau ha adaptado sus memorias en un relato ligero pero encantador de una joven que se enfrenta a su primer trabajo real, encuentra su lugar en el mundo y finalmente gana el coraje para confiar en su propia voz y escribir. Su guión adaptado captura a la perfección la esperanza, la confusión y el cambio constante de este período en la vida de Rakoff, además de brindar un hermoso tributo a los escritores, al yuxtaponer al bien establecido Salinger con el aspirante a escritor joven sin experiencia. 

Margaret Qualley (hija de la actriz Andie Mac Dowell) interpreta a Rakoff maravillosamente, haciéndola creíble y agradable. Una joven inteligente pero algo ingenua con ambiciones literarias pero, hasta ahora, sin la confianza para perseguirlas. Ella permite que los esfuerzos de Rakoff se sientan a su manera, su fascinación con los ojos muy abiertos por Nueva York y su subcultura literaria, y su intensa admiración por los escritores, atrayente e identificable, y, con la ayuda de un guión bien escrito, revela silenciosamente tanto la agudeza de Rakoff, como su incertidumbre. 

Su yo interior se revela en parte a través de sus reacciones a las características de Nueva York, con sus libros favoritos y aún más a través de sus interacciones con otros personajes. El mentor y némesis de Rakoff es su jefa, Margaret (Sigourney Weaver), una tirana, fanática tecnófoba y snob literaria, pero alguien a quien Rakoff admira y de quien trata de aprender, y finalmente llega a apreciar. El resto del personal de la oficina es igualmente colorido y proporciona una especie de grupo de apoyo a medida que Rakoff aprende las cosas. También habla de su relación torpe con un novio deficiente (Douglas Booth) y sus encuentros con algunos de los escritores que representa su agencia. 

Sueños de una escritora en Nueva York
Sigourney Weaver en un momento del film

El personaje más significativo, el propio Salinger, apenas aparece, pero su presencia siempre se siente. En su retrato en la pared de la oficina, sus llamadas telefónicas ocasionales, y como parte del trabajo que la agencia a veces tiene que hacer por él, particularmente en términos de esconderlo de la prensa y el público. A Rakoff se le asigna leer las cartas dirigidas a Salinger, en su mayoría de lectores admiradores, muchos de ellos derramando sus corazones al autor que creen que puede entenderlos, la mayoría de las veces basándose únicamente en sus fuertes sentimientos por Holden Caulfield y  ‘El guardián entre el centeno‘. Algunas de sus notas son ridículas, pero muchas son desgarradoras, y confiesan todo, desde la soledad hasta los pensamientos suicidas al autor, que nunca verá su carta; toda la correspondencia se descarta, a petición del solitario Salinger. En una parte inteligente del cine, se muestra a los escritores de cartas que tienen tanto impacto en Rakoff hablando con ella directamente, haciéndoles narrar el contenido de sus cartas directamente a la cámara desde sus diversas ubicaciones de origen. Le conmueve su intensa reacción a un libro que nunca ha leído, y las cartas son el catalizador de una gran cantidad de cambios emocionales y profesionales de su parte, incluidos errores tontos.

‘Sueños de una escritora en Nueva York’ de ninguna manera está llena de acción, y no intenta serlo. Es algo así como una historia de mayoría de edad tardía, en la que la vida de Rakoff, sus esperanzas y su crecimiento interior son la historia. De todos modos, la película está lejos de ser aburrida; atrae al espectador a la mente de Rakoff y su aventura personal, llevándolos claramente al primer plano y haciéndolos claros por medio de dispositivos visuales bien utilizados. 

La ciudad de Nueva York juega un papel propio, representando en la mente de Rakoff una amalgama de literatura, emoción y la apertura de posibilidades, representada en escenas clave por edificios o accesorios específicos de la ciudad, bellamente filmados para que se vislumbre más prominente su papel como telón de fondo. El elenco de reparto es maravilloso, comenzando con una destacada actuación de Sigourney Weaver, pero que incluye a todos los colegas de Rakoff en la agencia, su pequeño grupo de amigos, sus conocidos imaginarios que escriben cartas y el personaje del mismísimo Salinger (veterano actor de personajes: Tim Post), quien influye y anima a Rakoff de formas inesperadas. 

Sueños de una escritora en Nueva York’ que se presentó en la inauguración del Festival de Berlín 2020, es una película que se puede disfrutar tanto por el mar de cariñosas alusiones literarias en las que nada, como por su humor, su peculiar elenco de personajes, o su éxito como estudio de carácter sentido. 

En definitiva, una peli entretenida con tintes de ‘El diablo se viste de Prada‘, pero light. Aconsejable para los amantes de la literatura y de Margaret Qualley, una delicia de criatura que conquistó el corazón de este que escribe, con el anuncio publicitario de perfumes “Kenzo”, que en 2016 se viralizó en internet bajo la dirección de Spike Jonze.

‘Sueños de una escritora en Nueva York’ se estrena en España el 4 de Junio 2021 de la mano de A Contracorriente Films.

Ficha Técnica

Dirección: Philippe Falardeau.
Guión: Philippe Falardeau. Novela: Joanna Rakoff.
Música: Martin Léon.
Fotografía: Sara Mishara.
Reparto: Sigourney Weaver, Margaret Qualley, Douglas Booth, Colm Feore, Matt Holland, Théodore Pellerin, Seána Kerslake, Jonathan Dubsky, Xiao Sun, Yanic Truesdale, Leni Parker, Romane Denis, Gavin Drea.
Productora: Coproducción Canadá-Irlanda; micro_scope, Parallel Films
Género: Drama | Biográfico. Literatura. Años 90.

Pedro Moya.

Valoración
40 %
Ver más artículos relacionados
  • La familia Bloom

    ‘La familia Bloom’

    por Paula Arjona El filme cuenta la historia de Sam Bloom, una joven madre que vive feliz …
  • Descarrilados

    ‘Descarrilados’

    por Coan Gómez En el año 2000, Pepo, Roge, Costa y Juan Luis, cuatro veinteañeros, inician…
  • Dos

    ‘Dos’

    ⭐ ⭐⭐⭐ Película con pequeños toques de cine gore y hasta momentos de comedía un tanto surre…
Cargue Más En Cine

Un comentario

  1. Coan

    3 junio 2021 en 23:01

    Solo por ver a Segourney Weaver ya me merece la pena verla

    Responder

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Mira además

‘La familia Bloom’

por Paula Arjona El filme cuenta la historia de Sam Bloom, una joven madre que vive feliz …